Sobre mí Contacto

Un blog para los apasionados de la Innovación 6.0

Compra pública innovadora

Microsoft acaba de ganar un contrato con el Pentágono para desarrollar la nueva arquitectura cloud de los sistemas de defensa norteamericanos, y desplegar nuevas tecnologías de ciberseguridad. El proyecto se denomina JEDI (Joint Defense Enterprise Infraestructure). El importe es de 10.000 millones de dólares. Para que tengamos una idea, esta cantidad equivale al 60% de todo el esfuerzo (público y privado) de la economía española en I+D en un año.

Microsoft ha batido a Oracle e IBM en la lucha por el contrato. También a Amazon, que con su tecnología AWS (Amazon Web Services) partía como favorita. Pero ésta no está exenta de contratos de alta tecnología con la administración americana. Ha firmado con la CIA un acuerdo de 600 millones recientemente, y Amazon es el principal proveedor cloud de los sistemas de inteligencia americanos, manteniendo sus datos de alta sensibilidad durante los últimos seis años.

Microsoft ya había encontrado lead users para sus HoloLens en la infantería estadounidense. El nuevo proyecto tiene como objetivo integrar todos los datos de defensa bajo un sistema único, de muy baja latencia y alta seguridad, que dé servicio a operaciones en todo el planeta. El reto es desarrollar los sistemas de ciberseguridad precisos para combatir los hackers más sofisticados, persistentes y mejor equipados de la tierra, financiados por gobiernos hostiles u organizaciones terroristas.

De este contrato surgirá conocimiento state-of-the-art en integración de sistemas, conexiones de alta velocidad, y seguridad informática. Microsoft generará capacidades únicas que después exportará a la vida civil, en nuevas generaciones de productos y servicios. Sus ingenieros dominarán tecnologías diferenciales. Algunos de ellos quizás dejen la compañía y emprendan nuevas aventuras, lanzando sus startups, del mismo modo como un grupo de ingenieros electrónicos dejaron la empresa Fairchild Semiconductors en los 60 para fundar Intel. Los desbordamientos de conocimiento (“spillovers”) que este tipo de contratos generan están en la base de la industria tecnológica americana. Intel, IBM, Google, Apple o Microsoft trazan sus orígenes a contratos públicos de innovación disruptiva, como demostró Mariana Mazzucato en “El Estado Emprededor”. Como dice Mazzucato, “para ser como los líderes hay que hacer lo que hacen los líderes, no lo que dicen que hacen. Porque el mito es que la innovación y las industrias de alta tecnología americanas surgen de la nada, del espíritu pionero y el genio creativo de algunos emprendedores, totalmente ajenos a las dinámicas gubernamentales.

El contrato con Microsoft es un ejemplo de lo que nuestras administraciones han denominado “compra pública innovadora”, que jamás ha acabado de funcionar, paralizada ante la falta de objetivos y el exceso de burocracia. El efecto de la compra pública innovadora es innegable en el liderazgo tecnológico norteamericano. Europa tampoco lo ha entendido, ni practicado, y posiblemente por ello no existan Googles ni Microsofts europeos. Y no es necesario dirigir estas dinámicas de liderazgo a temas de defensa. Se pueden establecer retos estratégicos en Industria 4.0, Supercomputación, Cambio Climático o Envejecimiento, entre otras muchas cosas. Para ser líderes en algo, hay que decidir en qué y con qué recursos.

Para los ingenuos que siguen creyendo que la innovación va de post-its, buenas ideas, focus groups con el cliente, emprendedores ilusionados y capital estrictamente privado. Para los que no hacen más que reclamar que “la innovación es cosa de las empresas” (es cierto, pero los países líderes financian la innovación disruptiva con fondos públicos estratégicos). Para aquéllos que insisten en que el rol de la administración, como máximo, deber ser “no molestar”. Que analicen cómo se forman los grandes liderazgos tecnológicos. La opinática desinformada en innovación es nefasta. Lo más probable y cómodo es que alguien les crea, y que se sigan negando recursos estratégicos a la innovación.

 

6 responses to “Compra pública innovadora

  1. Xavier, me ha gustado mucho tu artículo, me permití compartirlo en LinkedIn, en mi comentario hago un quote de lo que concluyes con algunos ajustes a Español Neutro Latinoamericano. Espero que me perdones por meterle mano, muy ligero! Pero muy interesante!

  2. Muy buen artículo, como siempre Xavier.
    Una única consulta, ¿Podríamos considerar el contrato del FCAS a Indra como un ejemplo análogo al del Pentágono?
    Muchas gracias

  3. Brillante Xavier!
    Nuestros esfuerzos en fijar las MissionsVLC2030 en la ciudad de Valencia como vector de orientación a la innovación y a los instrumentos como la CPI .
    Brillante artículo!!
    F

  4. Ben cert. Allo del “que inventen ellos”, la Mediocridad de los politicos de Ñ, la “burro-cracia”de aqui i de alla. Estan frenando iniciativas meritorias. Sin contratos “publicos y apoyo a la excelencia”, hoy no existiria Airbus, entre otras companyias. Falta liderazgo, mas sentido comun, inteligencia (entre tanto mando mediocre) Mucho mas que ilusion y esfuerzo, conviene un cierto nivel de ETICA, y gente eficiente, que trabaje a favor de los seres vivos, con los que compartimos – TEMPORALMENTE – el Planeta Tierra. Salut, felicitats x unes excel.lents reflexions, al fil d’una noticia tecnologica de “Can Gates & Cia”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimos posts